Print    Email
Decrease (-) Restore Default Increase (+)
    
For Kids (Para Ninos)
Bookmark and Share

Read this article in English(Going Back to School)

¡Ya es hora de volver a la escuela! Probablemente estés entusiasmado y quizás un poco triste porque el verano terminó. Algunos niños se sienten nerviosos o algo atemorizados el primer día de escuela por todas las cosas nuevas: maestros nuevos, amigos nuevos y, tal vez, incluso una escuela nueva. Por suerte, estas nuevas "preocupaciones" duran un corto tiempo. Conozcamos un poco más sobre la vuelta a la escuela.

El primer día

La mayoría de los maestros comienzan el año lectivo presentándose y comentando todo lo que harán ese año. Algunos les dan a los alumnos la oportunidad de contar algo sobre ellos mismos al resto de la clase.

En la charla que dan el primer día, los maestros suelen explicar las reglas de la clase para que sepas qué está permitido y qué no. Presta mucha atención, así sabrás si debes levantar la mano para hacer una pregunta y qué reglas hay para ir al baño.

Puede ser que el primer día ya conozcas a muchos chicos de tu clase. Pero es un excelente día para hacer un nuevo amigo; por eso, trata de saludar a los niños que conoces y a los nuevos que no. Toma la iniciativa y te alegrarás de haberlo hecho, al igual que tu amigo nuevo.

¿Ingresas a la escuela secundaria?

El sexto grado a menudo señala un paso hacia la escuela secundaria o preparatoria, donde encontrarás casilleros y tal vez un salón principal. Se trata precisamente de lo que parece: un aula a la que te diriges cada mañana, como si fuera tu casa en la escuela. En la escuela secundaria, podrías trasladarte de un aula a otra para cada asignatura. Tus maestros saben que es un gran cambio respecto de la escuela primaria y te ayudarán en la adaptación.

La mayoría de los maestros te dejan elegir tu propio asiento el primer día, pero para la segunda o tercera mañana, habrán trazado un plan de distribución de lugares. Al principio, es una buena idea anotar en el cuaderno dónde está tu lugar, así no te olvidas.

Sentirse bien el primer día

Ver a los amigos que no has visto durante un tiempo puede hacer que el primer día sea bueno. También puedes transformarlo en un día especial usando alguna ropa que te guste. Quizás te compraste una camiseta genial en las vacaciones o tus nuevas zapatillas deportivas les dan brío a tus pies. Si usas uniforme, podrías ponerte tu reloj favorito, una nueva cinta para el pelo o una alhaja para mostrar tu estilo personal.

Te puede hacer sentir bien estar preparado y tener todos los útiles que necesitas. Algunas escuelas distribuyen listas de materiales antes de que comience el año, de modo que puedas llegar a la escuela provisto de los lápices, las carpetas y demás útiles que vas a necesitar. Una vez que hayas cubierto lo básico, podrías guardar unos dólares extras en la mochila para usar en una emergencia (por ejemplo, si te olvidas el dinero del almuerzo). O tal vez te gustaría llevar un libro o una revista para leer en el autobús.

No importa lo que guardes en tu mochila, asegúrate de hacerlo la noche anterior. De esa manera, evitarás el pánico de la mañana al no poder encontrar tu tarea o lonchera. Hablando de almuerzo, eso es algo que también te puede ayudar a sentirte bien en la escuela, ya sea el primer día o el número 100. Ayuda a tus padres a prepararlo la noche anterior si no te gusta lo que ofrecen en el menú de la cafetería. Trata de incluir una variedad de alimentos en tu almuerzo, especialmente frutas y verduras.

Oriéntate

El primer día de escuela es tu primera oportunidad de conocer una escuela nueva o de aprender el trayecto hacia tus nuevas clases en tu anterior escuela. Es mucho para aprender en un día, así que no te sorprendas si necesitas un recordatorio o dos.

Podría ser útil escribir unas notas para ti mismo, así recordarás lo importante, como la combinación de tu casillero y que el almuerzo comienza a las 11:43 y no a las 12:10. Antes de que te des cuenta, tus dedos volarán al abrir el casillero y no tendrás que consultar tus notas para saber a qué hora es el almuerzo.

¿Un mal comienzo?

¿Qué tal si odias la escuela al final del primer día? Los maestros recomiendan darles tiempo a las cosas para que se resuelvan por sí solas; probablemente te sentirás mejor una vez que sepas cómo moverte por el edificio y te adaptes a la rutina nueva. Si esos sentimientos no desaparecen, habla con tu mamá, papá, maestro o consejero escolar.

A continuación te presentamos unas sugerencias finales para un año lectivo fantástico:

  • Duerme lo suficiente.
  • Toma un desayuno saludable.
  • Haz lo mejor que puedas.
  • Usa buenos hábitos de trabajo, como anotar tus deberes y entregar las tareas puntualmente.
  • Tómate tu tiempo con el trabajo de la escuela. Si no entiendes algo, pregunta a tu maestro.
  • Mantén el sentido del humor. Un maestro que conocemos les muestra a sus alumnos nuevos una foto de él durante su graduación de la escuela secundaria: un mono sonriente con una toga y un birrete rojo. Los niños generalmente se ríen con esta foto, y es una buena forma de recordarles que la escuela es divertida.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: agosto de 2013

 
Artículos Relacionados:
Ayuda con la tarea
Está claro que la tarea es importante, pero ¿cómo puedes terminarla?
Llegando a la escuela secundaria
¿Es algo bueno estar en algo que queda justamente en el medio? A veces no, es como estar en el asiento del medio de un carro durante un viaje largo. Pero a veces sí lo es, por ejemplo, cuando vas a ver una película al cine y estás sentado justamente en el medio del teatro. ¿Qué puede pasar después? La escuela secundaria se parece un poco a todo esto.
Llevarse bien con los profesores
Es innegable, llevarte bien con tu profesor o profesora es una buena cosa porque hace que el tiempo que pasas en clase te resulte más agradable. Y sí, también está bien llevarse bien con los profesores porque, en general, es bueno aprender a relacionarse con los distintos tipos de personas con que nos toparemos a lo largo de nuestras vidas.
Qué hacer si no te gusta la escuela
La escuela es parte de la vida y tener una educación puede ayudarte a construir el tipo de futuro que quieres en ella. Así que hablemos sobre la escuela y lo que puedes hacer cuando sientas que no te gusta.
 
Recursos Relacionados:
MedlinePlus informacion de salud
Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU