Print    Email
Decrease (-) Restore Default Increase (+)
  
For Kids (Para Ninos)
Bookmark and Share

(Swimmer's Ear)

La fiesta en la piscina fue muy divertida. Ryan y sus amigos comieron pizza, escucharon música y, por supuesto, pasaron mucho tiempo en la piscina. Pero el resultado de esta fiesta no fue tan agradable. Dos noches después, Ryan se despertó con un dolor de oído muy fuerte. Recordaba haber sufrido de infecciones de oído cuando era pequeño, pero este dolor era diferente. El dolor en la parte exterior del oído era tal que no podía ni tan siquiera apoyar la cabeza sobre la almohada. Se preguntó si este dolor tendría algo que ver con el agua que había permanecido en el oído después de nadar.

Ryan tenía razón — tenía una infección del canal auditivo conocida como "otitis del nadador". Sigue leyendo para encontrar más información sobre la otitis del nadador.

¿Qué es la otitis externa?

El término médico para la otitis del nadador es otitis externa. La otitis del nadador es una infección del canal auditivo (la abertura tubular que conduce sonidos del exterior del cuerpo al tímpano) que puede ser producida por varios tipos de bacteria u hongos. Por lo general se produce en oídos que han estado expuestos a la humedad.

Las personas que desarrollan una otitis externa han nadado o estado bajo el agua por períodos prolongados. Esto puede introducir bacterias infecciosas en el canal auditivo. La otitis externa ocurre con más frecuencia durante los meses de verano; cuando hay más gente participando de actividades acuáticas.

Es posible que las personas que no nadan se vean afectadas de una otitis externa al rasparse la piel de los canales auditivos cuando tratan de limpiarse los oídos. Esto puede suceder al utilizar palillos con algodón u objetos pequeños filosos para eliminar bello. A veces, cuando una persona tiene una infección de oídos (otitis media), el pus que se junta en el oído medio puede supurar hacia el canal auditivo, a través de un agujero en el tímpano, y causar una otitis externa.

¿Cuáles son las señales y síntomas de una otitis externa?

El principal síntoma de una otitis externa es un dolor intenso de oído que empeora cuando se tira del pabellón auricular, o parte externa del oído, o se ejerce presión sobre éste. A veces, antes de aparecer el dolor, el canal auditivo te pica. Es posible que el oído externo se ponga rojo o hinchado y que los ganglios alrededor del oído aumenten su tamaño y duelan. También es posible que haya una supuración amarillenta-verdosa de pus en la abertura del oído. Si el pus o la hinchazón comienzan a bloquear el paso del sonido hacia el oído, es posible que te resulte difícil oír con el oído infectado. También es posible que la otitis externa esté acompañada de un poco de fiebre.

No existe un tiempo específico para el desarrollo de la otitis externa, pero por lo general el dolor de oído aparece después de nadar o estar sumergido en agua y se desarrolla gradualmente en varios días.

¿Se puede prevenir la otitis externa?

Es posible prevenir la otitis externa utilizando unas gotas de alcohol ácido una vez que has terminado de nadar por el día. (No debes usar estas gotas si tienes tubos en los oídos o una perforación en el tímpano). También es una buena idea secarte los oídos con una toalla limpia después de nadar, bañarte o ducharte.

No introduzcas objetos en los canales auditivos, inclusive los palillos con punta de algodón, a menos que el médico te haya dicho que está bien usarlos.

¿Cuánto dura?

Si la infección se trata con gotas para los oídos bajo receta, la otitis externa suele durar por lo general de unos 7 a 10 días. El dolor debería disminuir a los pocos días de comenzar el tratamiento.

La otitis externa no es contagiosa. Por lo tanto, no tienes que limitar el contacto con tus amigos, siempre y cuando te sientas bien como para hacerlo.

¿Debo llamar al médico?

Debes llamar al médico si presentas algunos de los siguientes síntomas:

  • dolor en el oído, con o sin fiebre
  • picazón constante del oído o en el canal auditivo
  • pérdida de la audición o disminución de la audición en un oído o en ambos
  • supuración de un oído, especialmente si es espesa, oscura, contiene algo de sangre o huele mal

Estas son indicaciones de que tienes una otitis externa.

¿Cómo se trata una otitis externa?

Si crees que tienes una otitis externa, debes ver a un médico. Esta es la manera más rápida de aliviar el dolor y evitar que la infección se extienda.

La manera en la que el médico trata la otitis externa dependerá del nivel de dolor y la gravedad de la infección. En la mayoría de los casos de infecciones de oído, el médico te recetará gotas para los oídos que contienen antibiótico o que están mezcladas con corticoides. Estas gotas ayudarán a eliminar la infección y reducir la hinchazón del canal auditivo. Para un tratamiento completo, las gotas para los oídos se administran varias veces por día, durante 7-10 días.

Si a causa de la hinchazón tienes reducido el tamaño del orificio del oído, es posible que el médico te limpie el oído y te coloque una "mecha" en el canal auditivo para que las gotas penetren en el oído de una manera más eficiente. Si tienes una infección grave, el médico además te dará antibióticos que tomarás por boca. Tu médico podrá hacer un cultivo de la supuración de tu oído para identificar el tipo de germen que está causando la infección.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Coloca una pequeña toalla de algodón tibia o una almohadilla caliente sobre el oído para aliviar el dolor. También puedes tomar acetaminofeno o ibuprofeno.

En tu casa, sigue las indicaciones de tu médico con respecto al uso de las gotas, y toma todos los antibióticos por vía oral de la manera indicada (no dejes de tomarlos aunque te sientas mejor; es importante que tomes todo el medicamento recetado por el médico). Para evitar contaminar el oído infectado, tu médico probablemente te diga que mantengas la cabeza fuera del agua por varios días o semanas; aun cuando te duches o te laves el cabello. Esto puede ser difícil, pero el médico puede darte sugerencias sobre la manera en la que puedes hacer esto, como por ejemplo utilizar una gorra de baño, tapones de algodón recubiertos con vaselina en los oídos (que te quitarás al terminar de bañarte).

Si el dolor de oído no se te alivia tomando medicamentos para el dolor de venta libre, es posible que el médico te dé un medicamento para el dolor con receta más fuerte. Sólo utilizarás esta medicina por poco tiempo; hasta que las gotas para los oídos y los antibióticos comiencen a surtir efecto.

Revisado por: Steven P. Cook, MD
Fecha de revisión: agosto de 2012

 
Artículos Relacionados:
Audífonos
He aquí el modo en que los audífonos pueden ayudar a la gente que padece determinados tipos de pérdidas auditivas.
Auriculares tipo tapón
Los auriculares tipo tapón son dispositivos pequeños y útiles, siempre que los uses con bajo volumen. Si reproduces música a gran volumen tan cerca del tímpano podrías perder la audición de forma permanente.
El oído
Hay mucho más en los oídos de lo que vemos a ambos lados de nuestras cabezas.
Impedimentos auditivos
Algunas personas nacen con deficiencias auditivas, y los niños y adolescentes pueden perder audición por muchas razones. Si no conoces a nadie que sea sordo o tenga una deficiencia auditiva, es muy probable que lo hagas algún día. ¿Qué ocasiona las deficiencias auditivas y cómo se vive sin poder oír nada en un mundo sonoro?
Perforación de tímpano
Una perforación de tímpano es una rotura o agujero en la membrana timpánica (el término médico que se utiliza para referirse al tímpano).
 
Recursos Relacionados:
Centros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
CuidadoDeSalud.Gov
Tome el control del cuidado de su salud.
Instituto Nacional de Salud Mental
La Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
MedlinePlus informacion de salud
Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU