Print    Email
Decrease (-) Restore Default Increase (+)
  
Bookmark and Share

(Household Safety: Preventing Choking)

Llevarse objetos a la boca es una de las maneras que los bebés y los niños pequeños tienen para explorar su entorno. Los ahogamientos de este tipo generalmente son ocasionados por comida, juguetes, y otros objetos pequeños que pueden quedar atrapados en las pequeñas vías respiratorias de los niños - todo lo que pueda caber en su boca se considera un peligro. Preste especial atención a lo siguientes datos para prevenir que su hijo se ahogue:

Comida

  • Anime a los niños a que se sienten mientras coman y a que mastiquen completamente. Enseñeles a masticar y tragar su comida antes de que hablen o se rian.
  • Preste especial atención durante las fiestas de adultos, cuando se sirven frutos secos (almendras, avellanas, nueces) y pueden ser accesibles a las pequeñas manos de sus hijos(as). Haga la limpieza temprano y cuidadosamente y chequee el piso en caso de que hayan caído alimentos con los que su hijo(a) podría ahogarse.
  • Nunca deje que un niño(a) corra, haga deporte o se monte en un carro masticando goma de mascar (chicle), o comiendo caramelos o pirulís (lollipops).
  • No ofrezca a ningún niño menor de cuatro años de edad ningún alimento duro o blando que pueda bloquear parcial o totalmente sus vías respiratorias:
    • frutos secos de cualquier tipo
    • semillas de girasol
    • melón o sandia con semillas
    • uvas
    • cerezas con semilla
    • zanahorias crudas, guisantes, y apio
    • palomitas de maíz
    • caramelos duros
    • manzanas y peras crudas
  • Otros alimentos que pueden causar ahogamientos y que deben ser evitados son:
    • cubitos de queso
    • perros calientes
    • salchichas
    • caramelos

Estos alimentos suaves pueden ser servidos si se cortan en pequeños trocitos o si, en aquellos que la tengan, se les monda la piel. Cucharadas colmadas de mantequilla de maní y goma de mascar también están considerados como potenciales agentes peligrosos en los ahogamientos.

Juguetes, globos, y otros objetos pequeños

  • Arrodíllese y chequee el piso, el área debajo de las alfombras, y otros sitios donde usted alcance (estanterías, cojines, debajo de las sábanas, etc.) buscando pequeñas partes u objetos que puedan significar un peligro de ahogamiento:
    • globos
    • juguetes o muñecos con partes pequeñas para ensamblar o accesorios
    • monedas
    • imperdibles
    • accesorios de oficina (clips, tachuelas, etc.)
    • pelotas pequeñas
    • clavos, tuercas, y tornillos
    • borradores
    • pilas
    • lápices partidos
    • joyas (anillos, pendientes, alfileres, etc.)
    • las tapas de las botellas de jarabe de chocolate, de tartitas de trigo y de refrescos (los niños pueden intentar chupar las gotitas dulces de las tapas incrementando su riesgo de ahogamiento)
  • Siempre siga todas las instrucciones de los fabricantes de juguetes en cuanto a la recomendación de edades cuando compre juguetes. Algunos regalos tienen partes pequeñas que pueden causar ahogamiento, así que aténgase a todas las precauciones que aparecen en la cajas de los juguetes.
  • Nunca le compre a los niños(as) pequeños los juguetes almacenados en dispendedores automaticos, este tipo de juguetes no estan sujetos a los reglamentos de seguridad y suelen contener pequeñas partes para ensamblar.
  • Asegúrese que los imanes colocados sobre su refrigerador estén fuera del alcance de sus hijos.
  • Chequee los juguetes frecuentemente para revisar que no les falten partes o que las tengan sueltas - por ejemplo, un muñeco de peluche con un ojo flojo o una bisagra plástica rota.
  • Advierta a otros niños para que no dejen partes sueltas de juegos o juguetes con partes pequeñas al alcance de los niños más pequeños.
  • Deshágase de las pilas usadas de forma segura, especialmente aquellas tipo "button-cell" para su uso en relojes. Anime a los niños a que no pongan lápices para escribir o para colorear o borradores en sus bocas mientras dibujan.
  • Guarde todos los objetos que puedan romperse y aquellos que sean lo suficientemente pequeños para caber en sus bocas.

Prepárate bien

Si usted está esperando un bebé o tiene hijos(as), es una buena idea que:

  • Aprenda Resucitación Cardiopulmonar (Cardiopulmonary Resuscitation, CPR) y la Maniobra de Heimlich

  • Mantenga los siguientes datos cerca de su teléfono (para uso de los padres o de la persona a cargo del cuidado de los niños (as):

    • número de llamada gratuita del centro de control de envenenamientos (800) 222-1222
    • número de teléfono del médico del niño(a)
    • número de teléfono del lugar donde trabajan la madre y el padre del niño(a)
    • número de teléfono de los vecinos o familiares del niño(a) (en caso de que necesite que otras personas cuiden a otros niños(as) en la casa en caso de una emergencia)

  • Tenga un botiquín de primeros auxilios y mantenga las instrucciones dentro del mismo.

  • Instale detectores de humo y de monóxido de carbono.

Manteniendo un ambiente seguro y cómodo para los niños(as)

Para asegurar la efectividad de sus esfuerzos para mantener un ambiente a prueba de niños(as), es una buena idea que se apoye en sus rodillas y en sus manos, como si estuviera gateando, en cada habitación de su vivienda para ver los objetos desde la perspectiva de su bebé. Preste atención al entorno que rodea a su bebé y a los objetos que podrían ser peligrosos.

Si usted opta por las menores precauciones a prueba de niños, puede cerrar las puertas (e instalar cobertores para las manivelas de las puertas) en cada una de las habitaciones donde su bebé o niño(a) no debería entrar para evitar que recorra lugares que no estén a prueba de niños(as). Los cobertores de manivelas de puertas y cerraduras a prueba de niños(as) en la puertas corredizas también son buenas medidas para evitar que sus pequeños salgan de la casa. Sin lugar a duda, el grado en el que usted mantiene su casa a prueba de niños(as) es una decisión suya. La supervisión es la mejor manera de prevenir que sus niños(as) sufran lesiones. Sin embargo, los padres más cuidadosos no siempre pueden mantener a un niño(a) seguro todo el tiempo.

Si usted tiene un bebé, un infante o un niño en edad escolar, su hogar debería ser el refugio seguro de sus pequeños donde puedan explorar su entorno mientras se desarrollan. Después de todo, tocar, agarrar, trepar, y explorar son las actividades que desarrollan el cuerpo y la mente de su niño(a).

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2007

 
Artículos Relacionados:
Evitando accidentes a causa de caídas, intentos para levantarse e intentos para agarrar objetos
El potencial para una caída peligrosa o una pequeña caída hacia una esquina puntiaguda puede ocurrir a cualquier edad del niño(a) en cualquier área de su hogar. A continuación detallamos las medidas que usted puede tomar para ayudar a prevenir que su hijo(a) sufra accidentes en el hogar.
Evitando ahogamientos en el agua
La seguridad en el agua es importante a cualquier edad pero si usted tiene bebés o niños pequeños en su casa, es crucial.
Evitando cortaduras
Es normal que los niños sufran de alguna cortadura o raspadura por jugar en el área de recreación para niños pero ellos deben estar protegidos de objetos afilados y peligrosos fuera y dentro de la casa.
Evitando envenenamientos
Desde los fertilizantes hasta los anti-congelantes, medicinas y maquillaje, existen objetos que pueden envenenar dentro de nuestros hogares.
Evitando la estrangulación y las trampas
Los niños(as) pueden estrangularse o quedar atrapados de la forma menos esperada. Los bebés y los niños(as) han sido estrangulados con cordones de prendas de vestir, cortinas, cables, muebles, y accesorios para niños.
Evitando la sofocación
Debido a que los bebés aun no pueden levantar sus cabezas por sí solos, necesitan protección especial para evitar accidentes por sofocación. Los niños pequeños también tienen riesgo de sufrir este tipo de accidentes.
Evitando lesiones con las armas de fuego
La mejor manera de evitar lesiones y muertes debido al uso de armas de fuego es evitar tener armas de fuego en su hogar y evitar exponer a su hijo(a) a hogares donde existan armas de fuego. Si usted o sus familiares o los padres de los compañeros de juego de sus hijos tienen armas de fuego, proteja a su hijo asegurándose que sigue las siguientes normas tanto en su propia casa como en las casas que su hijo(a) visite
 
Recursos Relacionados:
La Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias (conocida como SAMHSA por sus siglas en ingles)
MedlinePlus informacion de salud
Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU